Avisar de contenido inadecuado

Santa Biblia - La Palabra de Dios

{
}

Septuaginta - ¿Qué es?
La septuaginta ( a veces abreviada LXX) es el nombre dado a la traducción griega de las Escrituras judías. . La Septuaginta tuvo su origen en Alejandría, Egipto y fue traducida entre el 300 y el 200 AC. Usada ampliamente por los judíos helenísticos, estas traducción griega se produjo pues muchos judíos dispersados por el imperio comenzaron a perder su idioma hebreo. El proceso de traducción del hebreo al griego le permitió a muchas personas no judías echar una ojeada al judaísmo. De acuerdo a un documento antiguo llamado La Carta de Aristeas, se cree que entre 70 q 72 estudiosos judíos fueron comisionados durante el reino de Ptolomeo Philadelphus para llevar a cabo esta traducción. El término “Septuaginta” significa setenta en latín, y se le llamó así al texto para darle crédito a estos 70 estudiosos.

Septuaginta – Influencia en el Cristianismo
La Septuaginta fue también un recurso del Antiguo Testamento para los cristianos de los primeros siglos después de Cristo. Muchos cristianos primitivos hablaban y escribían griego, por tanto se dejaban llevar por la Septuaginta para la mayor parte de su entendimiento del Antiguo Testamento. El Nuevo Testamento también fue influenciado por la Septuaginta ya que la mayor parte de las citas del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento son citas directas de la Septuaginta (también hay citas de los textos hebreos. Los padres griegos de la iglesia cristiana también son conocidos por citar la Septuaginta. Hoy día, la Iglesia Ortodoxa Oriental también basa sus enseñazas del Antiguo Testamento en la Septuaginta. Algunas traducciones modernas de la Biblia también usan la Septuaginta junto a textos hebreos como su recurso.

Septuaginta - ¿Qué contiene?
La Septuaginta contiene los 39 libros del canón del Antiguo Testamento así como algunos libros apócrifos. El término “Apócrifa” fue acuñado por el estudioso de la Biblia del siglo quinto, Jerome, y generalmente se refiere a un grupo de antiguas escrituras judías escritas durante el período del último libro de las Escrituras Judías, Malaquías, y la llegada de Jesús Cristo. Los libros apócrifos incluyen a Judith, Tobit, Baruc, Sirac (o Eclesiástico), la Sabiduría de Salomón, 1 y 2 de Macabeos, los dos libros de Esdras, anejos al libro de Ester, anejos al libro de Daniel, y la Oración de Manases.
Los libros apócrifos fueron incluidos en la septuaginta por motivos históricos y culturales pero no han sido reconocidos como canóniocos (inspirados por Dios) por los judíos ortodoxos o los cristianos protestantes. Muchos maestros de la reforma hacen notar que los escritores del Nuevo Testamento nunca citan los libros Apócrifos y que la Apócrifa nunca fue considerada parte de la escritura canónica judía. Sin embargo, los Católicos Romanos y las iglesias Ortodoxas incluyen la Apócrifa en su Biblia (con la excepción de los libros de Esdras y la Oración de Manases)

Santa Biblia: Un repaso general
La Santa Biblia es una recopilación fenomenal de historia, que comprende 66 libros, escritos en aproximadamente 1600 años, por 40 distintos autores. El Antiguo Testamento (Antiguo Pacto) contiene 39 libros escritos aproximadamente entre los años 1500 a 400 AC, y el Nuevo Testamento (Nuevo Pacto) contiene 27 libros escritos aproximadamente entre el 40y el 90 DC. La Biblia Judía (Tenac) es igual al Antiguo Testamento Cristiano excepto por el orden de los libros. El Antiguo Testamento Original fue escrito en Hebreo, con partes en Arameo, mientras que el Nuevo Testamento fue escrito en griego.

Santa Biblia: El Antiguo Testamento
La Santa Biblia comienza con las Escrituras Judías. La recopilación histórica de los judíos fue escrita en rollos de piel y tablas a través de siglos y sus autores incluyeron reyes, pastores, profetas y otros líderes inspirados por Dios. En Éxodo, Dios le dice a Moisés que escriba la Ley (Torah) en un libro. Cerca del 450 AC todas las escrituras judías fueron recopiladas y organizadas por concilios de rabíes que reconocieron la obra completa como la inspirada y sagrada autoridad de Dios. En el 250 AC la Biblia Hebrea (Tenac) fue traducida al griego por estudiosos judíos en Alejandría, Egipto. La traducción fue conocida como la Septuaginta significa 70, refiriéndose a la tradición que dice que un grupo de entre 70 y 72 hombres comprendían el equipo de traducción. En este punto, los libros de la Biblia Hebrea fueron organizados por tema, incluyendo historia, poesía y profecía. En el 90 DC, en el Concilio de Jamnia, ancianos judíos establecieron el orden final del canon de la Biblia Hebrea. A pesar que las Escrituras Judías fueron copiadas a manos, eran extremadamente cuidadosos y correctos de copia a copia. Los judíos tenían un fenomenal sistema de escribas, los cuales desarrollaron métodos complicados y rituales para contar letras, palabras y párrafos y asegurarse que no hubiese errores en las copias. De hecho la tradición de escribas fue mantenida hasta la invención de la máquina impresora en 1455. Acerca de confiabilidad en los manuscritos, el recién descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto ha confirmado la confiabilidad en los textos del Antiguo Testamento a través de los años.

Santa Biblia: El Nuevo Testamento
Después de cerca de 400 años de silencio escritural, Jesús vino a escena cerca del 4 DC. A través de Sus enseñanzas, Jesús citó en muchas ocasiones el Antiguo Testamento, declarando que El no vino a destruir las Escrituras Judías, sino a cumplirlas. En Lucas 24:44-45 Jesús proclama a sus discípulos: “...era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos”.. Comenzando cerca del 40 DC y continuando hasta cerca del 90 DC, los testigos oculares de la vida de Jesucristo, incluyendo Mateo, Marcos, Lucas, Juan Pablo, Santiago, Pedro y Judas escribieron los Evangelios, cartas y libros que luego se convirtieron en el Nuevo Testamento. Estos autores citaron de 30 libros del Antiguo Testamento y su material circuló tan ampliamente que cerca del año 150 DC los cristianos se referían a estos escritos como El Nuevo Pacto. Durante los 200 DC, estos escritos fueron traducidos al latín, cóptico (Egipto) y sirio y fueron ampliamente diseminados. En ese momento 21 de los escritos eran considerados como canónicos. Luego en el 397 DC los 27 libros actuales del Nuevo Testamento fueron confirmados formalmente y canonizados en el Sínodo de Cartago. Como con el Antiguo Testamento tenemos suficiente evidencia que el Nuevo Testamento que leemos hoy es admirablemente confiable cuando lo comparamos con los manuscritos originales. De las miles de copias hechas a mano antes que la máquina impresora fuese inventada, tenemos aproximadamente 24000 manuscritos, incluyendo más de 5300 manuscritos griegos solamente del Nuevo Testamento. La Biblia ha sido mucho mejor preservada que los escritos aceptados de Homero, Platón y Aristóteles. Por supuesto la Biblia fue llevada de país a país, fue traducida a idiomas que no necesariamente se parecen a los idiomas originales griego y hebreo. Sin embargo, a parte de las diferencias gramaticales y culturales, la Palabra de Dios ha sido preservada y traducida a través de los años. LA Biblia ahora inspira a millones de personas a través del mundo- esto es por que la Biblia es realmente la inspirada Palabra de Dios (2 Timoteo 3:16-17 y 2 Pedro 1:20-21)

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Santa Biblia - La Palabra de Dios

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre